Entrevista a Marcelo Jorge y Exequiel Perelló

 

TODA SANTA FE, arte y literatura en un lugar no tradicional

Los santafesinos, de tradicionales y patricias costumbres, nunca imaginamos contar con una galería de arte en un mercado. Se trata del MERCADO NORTE, edificio patrimonial rescatado y puesto en valor por el gobierno de la ciudad, ubicado en una zona relevante de Santa Fe.

En un principio, Marcelo Jorge y Exequiel Perelló  apostaron a lo nuevo, y encaramados en sus conocimientos sobre la gráfica, pensaron en brindar a Santa Fe una publicación con su nombre, y que abarque a todos. Todas las profesiones, todos los hacedores, todas las miradas, “Toda Santa Fe”

En esta publicación se habla, además, de arte y de “arte visual”. ¿Por qué no pensar entonces en exhibir también esas piezas pensadas y concretadas por los artistas? Entonces, a partir de la repercusión de la revista, en septiembre de 2014 se lanzó el proyecto de un espacio en el mercado para exhibir y vender las obras de los artistas plásticos.

Y pronto las paredes se llenaron de cuadros, y sus mesas de esculturas, cerámicas y objetos artísticos. Jóvenes principiantes, artistas consagrados, todo el arte en el Mercado, “desacralizado” como dice Marcelo. Y entonces el hombre y la mujer del barrio Constituyentes que hacen sus compras en sus coquetos locales,  finalizan su recorrido allá en el extremo oeste, en la Galería de Arte, frente a la florería que compite y desafía con sus ramos naturales  la obra de los artistas.

El proyecto creció. Se incorporó la literatura y la música de autores locales y regionales, y protagonistas de otras disciplinas. Hoy se realizan una veintena de muestras de plástica, la presentación de una decena de libros, y numerosos recitales y actos multidisciplinarios anuales.

Todo resulta anticonvencional y novedoso, pero nos importa saber sobre la sustentabilidad del emprendimiento, ya instalado en el medio. Con énfasis Marcelo nos señala la adopción de la revista por parte del público santafesino, y la continuidad de los catálogos de artistas santafesinos, de impecable diagramación e impresión, que siempre se presentan respaldados por muestras de los trabajos de los artistas que participan. También la presencia constante en el stand de un público impensado, visitante no habitual en museos y galerías, que se anima a adquirir un libro, una obra u objeto de arte, un disco compacto.

Nos alegra que esta propuesta prospere y crezca, que la convivencia de una galería de arte entre la variedad de productos e insumos del arte culinario, sea una virtud y no un riesgo. El Mercado Norte refleja la vida cotidiana con sus aromas, colores y texturas, y también se ve reflejada por la magia del lápiz y el pincel, en el extremo oeste, en TODA SANTA FE.

Desde la asociación Amigos del Museo Municipal, nuestros respeto y admiración a los artífices del proyecto, Marcelo Jorge y Exequiel Perelló

Entrevista al  Arq. GUILLERMO ALEU

Nacido en Santa Fe en 1963, es Arquitecto, Docente y Galerista. Egresado de la UNL, se desempeña en la cátedra de Morfología III de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo. Es Director de AG estudio de arquitectura y AG arte.

 

– Cómo se te ocurrió abrir una galería en Santa Fe?

El primer llamado lo sentí a los 19 años…  fue delante de “Praxis” una galería aquí en Santa Fe sobre calle San Martín; ya había comenzado mis estudios de arquitectura y coincidentemente mi padre en Bs As tomaba clases de pintura con Elena Díz, la esposa de Juan Manuel Sánchez.  Ambos artistas fueron integrantes del “Grupo Espartaco”. En una oportunidad visité el taller y me permitieron dibujar con carbonilla el “desollado” (así le llamaban a un torso de estudio masculino sin piel) mientras ellos pintaban…  Posteriormente conocí a Ricardo Carpani y demás integrantes del grupo Espartaco; mi juventud no estaba preparada para dimensionar estos encuentros pero creo haber sellado en esas experiencias un pacto con el arte.

El segundo llamado fue definitivo pero debieron pasar más de 20 años, tener el título de arquitecto, ser padre y haber cumplido el sueño de estar frente al Partenón.  Hoy comprendo mejor este hecho …  puedo decir que mi pasión por el arte se debe al sentimiento de inmensa gratitud hacia quienes nos han dejado tanta belleza.

– De arquitecto a galerista, ¿cómo se produjo el cambio de actividad en tu vida?

Al regreso de un viaje por Europa sentí la necesidad de comprender más profundamente que es este lugar donde me toca vivir y desarrollarme. Sentí vergüenza por cierto desconocimiento de nuestra “cultura santafesina”. Los años de estudio para mi formación como arquitecto no habían sido suficientes para  comprender que es ser santafesino.

Comencé entonces a recorrer la ciudad con ojos de turista pero el resultado fue frustrante. Dolorosamente descubrir el desinterés por parte del estado en los espacios culturales: mala atención, desinformación, museos de arte sin patrimonio exhibido ni actividades participativas; el patrimonio escultórico urbano abandonado a su suerte, calles, parques y plazas sin mantenimiento, el espacio público sin la adecuada celebración de sus símbolos imposibilitados de transmitir valores … en fin, una Santa Fe incapaz de enamorar al visitante, indiferente al público que quiere simplemente nutrirse de su cultura. Pensé, que fue de nuestra “pequeña Atenas”…

Pero los caminos del arte me condujeron hacia la obra maestra de nuestro extraordinario artista Ricardo Supisiche. Su obra me devolvió la identidad. Me enseño a ver nuestro litoral, el clima y color dominante de esta región; me permitió visualizar sintéticamente nuestro paisaje, entrar en contacto con la isla, sus historias y misterios; de a poco sus personajes fueron conformando una mitología de seres únicos y nuestros. Supisiche me dio el sentido de pertenecer a un lugar y al mismo tiempo poder dialogar con lo universal de la condición humana: la soledad y la metafísica.-

Durante los años siguientes, 2005, 2006 y 2007, calmaba mi angustia comprando obras de arte. Para entonces estaba armando una incipiente colección que exhibía en mi estudio de arquitectura y un día me dije: “este espacio debe ser una oportunidad para nuestros artistas”. Desmonté todo para comenzar a realizar muestras con dos firmes objetivos: promover la obra de jóvenes artistas locales menores de 40 años y homenajear a nuestros grandes maestros algo olvidados.

Una mañana visité a María Clara Supisiche quien generosamente me permitió entrar en un mundo del que no tuve retorno… poco tiempo después hicimos una muestra “Homenaje” a su padre Ricardo Supisiche…  ese día mi espacio se transformó en una galería de arte.

– Cuanto tiempo hace que llevas adelante el espacio de AG arte? Qué destacarías?

Comenzamos con AG arte en el año 2008. Ahora estamos transitando el noveno año de intensa  actividad sin descanso.  Llevamos realizadas 140 exposiciones hasta la fecha y concluiremos el presente año con un total 153 muestras.

Mucho de lo que nos propusimos desde el comienzo felizmente ha ocurrido: homenajeamos a nuestros maestros principalmente de la región litoral, organizamos muestras de destacados artistas contemporáneos y le dimos a jóvenes valores el espacio que nunca tuvieron en nuestra ciudad para presentar sus obras. Trabajamos duramente en la difusión de todos ellos.

Algo que puedo destacar es el interés de los artistas de casi todo el país interesados en exponer en AG arte. La agenda del presente año y del año 2017 está completa; a la agenda del año 2018 le queda muy poco para cerrarse. Esto quiere decir que estamos trabajando con dos años de anticipación y con distintos compromisos que vamos coordinando con los interesados.

Cómo ves el futuro del arte en Santa Fe? Qué crees que debe cambiar?

Los últimos 10 años Santa Fe ha dado un giro notable. Aquello que encontré al regreso de mi viaje se fue disipando y no sé qué rara coincidencia fue pero es evidente que desde lo institucional existe mayor compromiso y preocupación por la gestión cultural; quiero creer que nuestro espacio ha aportado algo….

De todo modo lo que me preocupa ahora es hacer de Santa fe un mercado de arte sólido. Para que Santa Fe tenga un mercado de arte importante le queda un largo camino por recorrer. En el orden local no se considera al arte como un nicho de inversión y es por eso que no podemos dar un salto cualitativo y cuantitativo comercialmente hablando. Debemos hacer mucho más visible y dinámica la actividad generando instancias que permitan a la gente tomar contacto con las obras y los artistas.

Para que esta situación cambie hacen falta cosas esenciales, como por ejemplo:

1- la educación en el arte debe ser un imperativo y ocupar un lugar de relevancia en la sociedad como signos de identidad de la misma; 2- que nuestro empresariado patrocine o subvencione proyectos artísticos y culturales obrando como verdaderos mecenas orgullosos en defender y acrecentar nuestros valores culturales; 3- tener un mínimo de 10 galerías que trabajen realizando muestras y difundiendo la obra de los artistas que deseen representar; 4- una feria anual de arte (al modo de ArteBA) que abarque nuestra ciudad y región; 5- un museo privado de arte, que, como el Malba en su momento, sea capaz de ofrecer un modelo de gestión alternativo al institucional y así dialoguen; 6- que nuestros espacios y museos públicos recuperen la capacidad inclusiva y educadora; la gente acude a los lugares donde se siente bien, donde siente que pertenece, donde busca descubrir, distraerse y aprender; 7-necesitamos el trabajo conjunto de gestores culturales públicos y privados en concordancia y coordinados con gestores de turismo también público y privados; la oferta cultural debe satisfacer al turismo como a los lugareños pero no me cabe dudas que necesitamos de un turismo cargado de valores culturales por el momento inexistentes.

Finalmente, debemos respetar a quienes soñaron una Santa Fe grande y dejaron un legado que muchas veces ignoramos en su total magnitud, es nada menos que la herencia espiritual que debemos cuidar para las generaciones venideras.

 

Entrevista al Profesor JUAN CARLOS VISCONTI

Marcha en forma acelerada la construcción del Museo-Biblioteca de la Constitución Nacional, centro de interpretación y recordación de nuestra Carta Magna de 1853 en nuestra ciudad que se emplazará en el Parque de la Constitución Nacional, un predio de 17 hectáreas sobre la costa del río Santa Fe, lindante al Club Náutico Sur. El proyecto es dirigido por el Lic. Héctor Berra, con vasta experiencia en este tipo de emprendimientos..

Para esta obra fue convocado un equipo de escultores cuya tarea ya está culminando, para dar forma a los bustos que representarán a destacadas figuras de nuestra historia, relacionadas con nuestra Constitución. Este grupo está guiado y supervisado por el profesor JUAN CARLOS VISCONTI, y está integrado por Mónica Elgul, Gonzalo Borzone, Gisela Molina, Laureano Gogenola, Viviana Tosello y Melisa Perezlindo .

Para conocer algo más de su tarea  docente, de su currículum profesional y su obra, le brindamos esta breve entrevista.

– Qué siente Ud., como profesor, ante la responsabilidad de concretar esta gran tarea, para un lugar tan emblemático, como el Museo de la Constitución?

– La función que me encomienda el Museo de la Constitución es la de coordinar la labor de los escultores designados, todos ellos profesores del Profesorado de Artes Visuales del Liceo Municipal y de la Escuela Provincial de Artes Visuales “Profesor Juan Mantovani”. Sin lugar a dudas, esta tarea implica un compromiso de gran importancia que pone a prueba mi responsabilidad y conocimientos sobre el tema. Debo agradecer a las personas que están trabajando en los diferentes niveles y su compromiso con el proyecto, lo que facilita llevar adelante esta labor.

– ¿Cómo es su relación con los escultores responsables de la tarea? Además de conocimiento técnico y responsabilidad, ¿hay entusiasmo?

– A lo largo de las reuniones y jornadas de trabajo que hemos tenido, y seguiremos teniendo, se va produciendo un conocimiento más profundo entre los componentes del equipo que con sus matices, ideas y vueltas, y van componiendo un grupo de trabajo compenetrado en su labor. Toda tarea en común, si se la realiza con respeto y sanamente, no sólo enriquece a sus componentes en todos los aspectos sino que además tiene grandes posibilidades de tener logros satisfactorios. Indudablemente, desde el comienzo encontré un grupo de escultores con ganas de trabajar y dar lo mejor de sí.

– Emplean novedades técnicas o los procedimientos son los tradicionales?

– Una gran parte de la tarea se realizará con el clásico procedimiento del modelado en arcilla y una posterior realización de moldes con la técnica de forma perdida. Quizás, el elemento que le aporta mayor actualidad a la tarea es el pasado de los moldes a resina poliéster reforzada con fibra de vidrio.

(*) Juan Carlos Visconti egresó de las Escuelas Nacionales de Bellas Artes “Manuel Belgrano”, “Prilidiano Pueyrredón” y Escuela Superior “Ernesto de la Cárcova”.El Fondo Nacional de las Artes y la Embajada de Italia  le otorgaron la beca “Francesco Romero” de perfeccionamiento en la especialidad Escultura, cursando estudios en la Academia de Florencia y en la Academia de Carrara.

Se desempeñó como docente en las Escuelas Nacional de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón”,  Superior “Ernesto de la Cárcova” en el IUNA, y en la de Bellas Artes “Manuel Belgrano”, donde también ocupó cargos de conducción desde el año 2003.

Ha recibido premios y distinciones por su labor gráfica y escultórica otorgados por la Subsecretaría de Cultura de la Nación, por el CAYC, la compañía ITALO de electricidad, el Instituto de Educación Técnica, la Municipalidad de la Provincia de San Luis, la Secretaría de Cultura de la Provincia de Santa Fe, la galería Clepsidra de Bogotá, etc.

Participó en numerosas muestras colectivas entre otras el Salón de Artes Plásticas Manuel Belgrano, el Salón Nacional y el Salón de la Provincia de Santa Fe y en la 17eme “Semaine de Quilly Argentina” en la Comuna de Bretteville-sur-laize, Francia. Expuso en el Museo Irurtia, el teatro San Martín, en el Centro Cultural del Sur, en el Centro Cultural Recoleta, en el Club Italiano, en el Consejo Deliberante, en el Museo Sívori, en la estación de subterráneo José Hernandez Línea D, el Museo Perlotti, en el Centro de Estudios Económicos de la Empresa y el Desarrollo en la Facultad de Ciencia Económicas de la UBA, La Unión Trabajadores de la Educación UTE-CETERA-CABA, en la Bienal de Arte Integral 2012 de La Universidad Nacional de La Matanza, etc.

Participó en numerosos encuentros de escultura en el Municipio de Lanús, la Provincia de San Luis, Santa Cruz, Ranquil Norte en Malargue, Mendoza, Córdoba y en Francia en la Comuna de Bretteville-sur-laize y en la localidad de Saint Omer-Caen. 

Entrevista al Profesor DOMINGO SAHDA

SAHDA

Artista plástico nacido en Esperanza en 1942, participa desde 1960 en Salones Provinciales y nacionales donde obtuvo diversas distinciones. Realizó numerosas exposiciones individuales y fue jurado de concursos y certámenes. Docente de Nivel Terciario, fue Subsecretario de Cultura de la Provincia de Santa Fe. Ha escrito varios ensayos y textos, en particular la colección en fascículos “Creadores Santafesinos”. Es Crítico de Arte del diario “El Litoral” desde 1992, y miembro de la Asociación Argentina de Críticos de Arte y Asociación Internacional de Crítica de Arte.

 

Usted es crítico de arte y artista plástico. Esta última condición ¿lo ayuda a la hora de analizar y evaluar una obra?

Interpreto que el conocimiento y la práctica del taller de arte, en la aventura de dar forma visible a aquello que se pretende crear, de concretar materialmente aquello que se busca decir, resulta un “plus” significativo a la hora de analizar una obra de arte. Conocer los procesos, las dificultades materiales y significativas emergentes propias de la aventura de construir una obra de arte permiten un más rico nivel para apreciar la obra, no sólo por “lo que dice” sino también por “cómo lo dice”. El doble rol mencionado en la pregunta es, en suma, la simbiosis imprescindible para un análisis y evaluación congruente. No hay superposiciones en los supuestos “roles”, sino una sumatoria que admite la articulación y la autocomplementación. Analizar y Evaluar es sólo ponderar desde una opinión que se sostiene con el conocimiento de los instrumentos y los fines específicos.

En esta doble condición, ¿cree que la producción artística local refleja adecuadamente la acción formadora de las dos instituciones de enseñanza artística existentes en la ciudad?

En mi opinión, las dos instituciones de Enseñanza Artística actuantes en la ciudad se han transformado, lamentablemente, en ámbitos discursivos no operativos. El Arte visual “fragua” en el Taller, en la exploración matérica, en la construcción visual de la imagen. Esta acción, empobrecida al estar por los resultados a la vista, es la acción restringida o casi ausente en las dos instituciones formadoras, a juzgar por los muy pobres resultados a la vista. Ambas parecen trastabillar constantemente, haciendo de sus enseñanzas prolijas prácticas cuasi “ornamentales, sin consistencia artística.

Por su permanente lectura y análisis de las obras que se exponen, ¿considera que las nuevas tendencias tienen eco en los creadores de nuestro medio?

Las llamadas nuevas tendencias exhiben en exceso la dependencia artístico-visual emergentes de las “megalópolis”, sean éstas nacionales o extranjeras, cercenando cualquier hipótesis de lenguaje propio. No hago referencia a “descripciones naturalistas”, a “paisajismo a la manera de”, o a “ilustración visual pseudo-histórica”, sino a una construcción artística ponderada que se construya como referencia al contexto-entorno en el cual se viva, se nutre, se crea. El eje “capital-interior” pesa negativamente en exceso.

Se han borrado los tradicionales límites entre pintura, dibujo, escultura. Esta nueva mirada, ¿amplia los horizontes de los creadores? 

Absolutamente sí. El tópico es precisar con claridad expresiva y creativa estas mixturas. Falla cuando la pobreza creativa apela a la suma de contradicciones para resolver o rellenar “huecos plásticos”

Las nuevas herramientas tecnológicas, ¿favorecen la creación artística?

Resultan un arma de doble filo. La coordinación cerebro-ojo-mano en la especie humana se constituye en el correlato esencial para la experiencia de traslación de una idea al plano. Ceder esa preeminencia significa ceder la autonomía creativa propia de la experimentación directa a herramientas cuasi mecanizadas, que otorgan las hipótesis de la velocidad y el facilismo a cambio de la esencialidad expresiva personalizadas del discurso visual.

Entrevista al Doctor JORGE M. TAVERNA IRIGOYEN

Ensayista, crítico, historiador de arte. Fue profesor de Introducción a la Crítica y de Historia de la Crítica de Arte. Desempeñó numerosos cargos en la función pública, dentro del área Cultura. Fundador y Director del Centro Transdisciplinario de Investigaciones de Estética (1992), ha presidido también la Fundación “Alberto J. Trabucco”, la Fundación Pécora, e integra el Consejo de Administración de la Fundación Klemm Académico de Número de la Academia Nacional de Bellas Artes desde 1995, cuya mesa directiva ha integrado en diversos periodos y la ha presidido entre 2007 al 2009. Es miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte de Paris y de su filial de Argentina; del Centro de Estudios Hispanoamericanos, y de la Asociación Española de Gestores de Patrimonio Cultural. Miembro del ICOM. Ha publicado más de veinte de obras de estética y crítica, y por su labor ha obtenido entre otros, los premios ADEPA-Rizzuto, Fundación Lorenzutti, Santa Clara de Asís, Asociación Argentina de Críticos de Arte (Docencia, Ensayo y Prólogo del Año), Alicia Moreau de Justo, Café Tortoni y Fundación Santa Fe de la Vera Cruz. Fue crítico de arte del diario El Litoral desde 1964 a 1990.

Usted fue crítico del vespertino local durante más de tres décadas. A través de sus “miradas” en ese período, ¿se puede visualizar una “historia del arte” santafesina?, ¿qué reflexión le merece este pensamiento?

 En verdad, un panorama del arte de la región a través de épocas y generaciones. Y a más, un conocimiento de los diversos movimientos y corrientes de las provincias, hecho que hizo que algunos me consideraran uno de los críticos que más conocía el arte argentino por encima del nodo central.

¿Considera que ha habido un cambio en los planteos, miradas y actitudes de los artistas santafesinos en la última década?

Sin duda. Los artistas más jóvenes han asumido otras instancias expresivas para testimoniar su tiempo. Y lo han hecho con natural fuerza y audacia, ejercitando nuevas técnicas, materiales, resoluciones fácticas. Ello da a nuestra plástica un fresco sello de contemporaneidad.

 Como curador de una muestra, ¿Qué elementos prioriza para una mayor comprensión y deleite de la obra a exponer?

Ante todo, una clara selección y análisis del corpus total de la obra. De ahí, después de relacionar periodos y propuestas, deslindar qué y por qué se elige determinado ”momento”, y cómo se lo articula en el marco expositivo. Consecuentemente se verá qué resortes usar para un mayor lucimiento de lo que se exhibe, a más de todo lo siguiente: Texto, organización de actividades paralelas, difusión, etc..

 Antes el artista era el único responsable de la elección de la obra a exponer. Esa selección se hacía en soledad o con la opinión de un colega amigo. ¿Cree que la intervención del curador beneficia el resultado final de la exposición?

Por cierto que sí, no obstante ciertos artistas pueden asumir con solvencia la presentación de su trabajo. El curador equivale a un intérprete que trata de “poner en clave” una obra determinada, extraer de sus eslabones algo más que una mirada determinante. También un sesgo de definición y realce estético. Hecho que si se valora debidamente, contribuye a ubicar esa obra en una posición clarificante.

Entrevista a Mariana Cellino

BIBLIOTECA ESPECIALIZADA “PROF. JULIO CÉSAR BOTTA” En el Decreto Municipal del 28 de enero de 1936 -creando el Museo Municipal de Bellas Artes-, su CAPITULO V, Art. 23 y 24, referían expresamente a la Biblioteca: “Con el objeto de estimular al artista y a la colectividad dándole la oportunidad de contar con una bibliografía completa sobre historia y literatura del arte y de sus inherentes disciplinas, el Museo formará una biblioteca de obras relacionadas con los fines que persigue”, rezaba en su primera parte. Completaba la idea refiriendo a que, “la Biblioteca será pública y funcionará durante el horario que fije el Consejo Directivo y se regirá de acuerdo a los reglamentos que al efecto se apliquen” Actualmente está a cargo de la Bibliotecaria MARIANA CELLINO.

A casi ocho décadas  de enunciada la  idea manifestada en el decreto firmado el 28 de enero, ¿la Biblioteca cumple con los fines allí expresados?

Si, ha concretado sus metas, y sus servicios dan respuesta a las necesidades de todos los ciudadanos. En la actualidad se piensan nuevos objetivos a corto y largo plazo que favorecerán la actualización del trabajo especializado -interno y externo- que se realiza.

¿Por qué se llama “Prof. Julio César Botta”?

La nueva denominación encuentra justificación en el aporte generoso que, luego de su fallecimiento, realizó la familia de Botta a esta institución: la biblioteca personal de este artista, que permitió la revalorización de esta Biblioteca en términos de cantidad y calidad de libros.

Homenajea también la trascendencia de Botta en el medio artístico santafesino. Nació en Santa Fe y egresó de la Escuela Municipal de Diseño y Artes Visuales en 1965 y del Instituto Superior de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Rosario con el título de Profesor Nacional Superior de pintura en 1970.

Botta fue maestro de varias generaciones de artistas santafesinos; su desempeño como docente dio muestras de la incontenible pasión por el oficio que amaba. Desarrolló este trabajo en instituciones como la Escuela de Diseño y Artes Visuales, del Liceo Municipal de Santa Fe; la Escuela Provincial de Artes Visuales “Profesor Juan Mantovani”; la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo, Universidad Nacional del Litoral (UNL); y la Escuela de Bellas Artes, Facultad de Humanidades y Artes, Universidad Nacional de Rosario.

Su currículum señala que fue distinguido con múltiples premios y reconocimientos a lo largo de su vasta labor. Su obra fue siempre elogiada por la crítica especializada y por el público, que acompañaba con su presencia las exposiciones realizadas por este inquieto y apasionado artista. Además, fue impulsor de la Asociación de Amigos del Museo Municipal de Artes Plásticas “Sor Josefa Díaz y Clucellas”. Botta fue un defensor de la cultura local, un gran artista y un docente entrañable.

¿Cómo está constituido el patrimonio de la Biblioteca?

La Biblioteca cuenta con más de 4.000 volúmenes especializados en las artes visuales, ensayo y crítica sobre sociología, psicología, estética, filosofía; libros y catálogos sobre artistas, escuelas y corrientes, grupos y movimientos; material sobre técnicas (grabado, pintura, escultura, etc.), libros sobre los grandes museos del mundo, sobre el arte de un país o de un continente en particular, etc. Así mismo posee diccionarios sobre arte y artistas, y en especial catálogos del museo sobre muestras que se han realizado desde sus comienzos.

La bibliografía se actualiza permanentemente gracias a la gentileza de donantes, y la relación con otras instituciones, siendo su aporte enriquecedor para continuar trabajando en la conformación del acervo de la Biblioteca Especializada.

¿Qué donaciones se han recibido?

Los donantes de bibliografía en su mayoría son artistas plásticos, investigadores y estudiosos: Por ejemplo, el Dr. Jorge Taverna Irigoyen; familiares de José Planas Casas (parte de su biblioteca personal); y Miguel Ángel Bonino, quien donó la biblioteca de su fallecida esposa –un aporte excepcional de 1829 libros-.

Como Bibliotecaria me reconforta saber que confían en la institución para la preservación y difusión del material donado. A la vez, es una actitud de solidaridad con aquellas personas interesadas que no siempre tienen oportunidad de obtener el material para estudiar.

Estas Bibliotecas personales son muy importantes porque ya vienen preseleccionadas por el donante, y están nutridas de lo necesario para poder completar la carrera de arte, ya que han acompañado las vidas de sus propietarios originales tanto en sus etapas de formación hasta, en algunos casos, material con el cual ha ejercido la docencia.

¿Hay obras que merecen una mirada especial? ¿Cómo llegaron a la Biblioteca?

Un aporte importante es “Arte del Siglo XX”, de Taschen, donación de la Academia de Bellas Artes a través del Dr. Jorge Taverna Irigoyen. Como material histórico, “Cuatro Artistas del Litoral” publicado por la Asociación Amigos del Museo en 1945, donado por la Prof. Nanzi Vallejo,  y un catálogo de la “Primera Exposición del Libro Santafesino” del año 1941, donado en su momento por el Sr. Jorge Reynoso Aldao a través de la Asociación de Amigos del Museo.

Estas verdaderas reliquias se custodian aplicándoles técnicas de prevención y conservación adecuadas al soporte, con el fin de que puedan ser consultadas por investigadores, becarios, o usuarios interesados en el tema.

¿Cómo funciona la Biblioteca, para una mejor información y comunicación con los usuarios?

Este año, la Municipalidad de Santa Fe con la Asociación de Amigos del Museo, adquirieron las escaleras adecuadas para facilitar el acceso de los usuarios a los anaqueles. La Biblioteca está organizada y equipada de acuerdo a las necesidades de los usuarios, que traen sus inquietudes a diario. Cuenta con WiFi, lo que permite su conexión a internet. A futuro se digitalizará gran parte de la bibliografía, para comodidad de los lectores.

Las consultas y/o préstamos se realizan de tres maneras: vía correo electrónico, por teléfono, y en sala de consulta. Funciona por la mañana de 8.30 hasta 12.30 hs. La atención es personalizada.

Mail institucional:
biblioteca.juliocesarbotta@santafeciudad.gov.ar

Mail de la Bibliotecaria:
marianacellino@hotmail.com

Entrevista a Inés Gasparoti

El Museo Municipal de Artes Visuales posee un Gabinete de Restauración. Es un taller a cargo de la Restauradora Prof. Inés Gasparotti, secundada en su tarea por el Sr. Eduardo Gómez.

GABINETE DE RESTAURACIÓN

El Museo Municipal de Artes Visuales posee un Gabinete de Restauración. Es un taller a cargo de la Restauradora Prof. Inés Gasparotti, secundada en su tarea por el Sr. Eduardo Gómez. Porque consideramos una tarea necesaria y de especialistas, entrevistamos a la profesora Gasparotti, para que nos cuente las particularidades de la especialidad, y el trabajo específico dentro del Museo.

 

¿Qué concepto tiene de una colección artística y qué objetos la conforman?

Los objetos que conforman las colecciones artísticas e históricas están compuestos por materiales naturales y otros, producidos por el hombre, que naturalmente tienden a decaer y envejecer con el transcurso del tiempo.Pero muchas veces está acelerado por el descuido, por agentes perjudiciales del medio ambiente y por accidentes.
Muchos de estos daños pueden evitarse o retardarse con el manejo, exhibición y almacenamiento adecuado. Todo ello, para preservarlos de los distintos tipos de situaciones y condiciones que puedan producir alteraciones diversas, generando muchas veces su desaparición.

Conceptos referidos a CONSERVACIÓN y RESTAURACIÓN

CONSERVAR es preservar el material para un futuro previsible. Incluye medidas para el cuidado y prevención de daños, estabilización y acciones curativas.
La  RESTAURACIÓN es la última instancia de la conservación, y se justifica solamente cuando el objeto ha sufrido un daño grave o tiene pérdida de gran magnitud. Su objetivo es reconstruir o reponer, eliminar o neutralizar las causas de su deterioro.

¿Cómo está compuesto en general, el acervo de los museos, y los riesgos que corren?

El acervo de los museos está compuesto por obras de pintura de caballete, obras sobre soporte de papel, escultura, textiles, marcos y al que se agregan, los diversos materiales que se utilizan actualmente dentro del llamado arte contemporáneo.
Las obras al óleo y las obras sobre soporte de papel, están expuestas a un cambio paulatino de los pigmentos, y a la conformación de los recubrimientos que interactúan químicamente.  Los agentes externos como la luz, la humedad, las desacertadas acciones de almacenamiento y traslado, los sitios con polvo, poco ventilados y oscuros, son una verdadera fórmula para la proliferación de microorganismos e insectos que atacan y amenazan las colecciones.
Las esculturas emplazadas o ubicadas en sitios a la intemperie, están expuestas a agentes ambientales como la polución, el smog, la lluvia ácida, entre otros, y al que agregamos, la acción vandálica del hombre.

¿Cuáles son las acciones que se implementan para su cuidado, y en particular en nuestro Museo?

Previo a las exposiciones de obras del patrimonio, se realiza un exhaustivo análisis del estado de las seleccionadas, para ponerlas en valor, si fuera necesario. Los integrantes del Taller también participamos en el montaje de las mismas.
En el caso de intervenir una obra, la examinamos cuidadosamente y confeccionamos una ficha organoléptica  sobre su estructura, materiales y técnicas, adjuntando documentación fotográfica del estado, antes, durante y después de su restauración.
En el caso de las esculturas emplazadas o expuestas en lugares a la intemperie, son tratadas “in situ”, reponiendo faltantes, consolidando, removiendo pigmentos y suciedad superficial, reintegrando pátinas y otros recursos específicos.

Algunas consideraciones, para mejor conocimiento del trabajo en el “Gabinete de Restauración”

La obra de arte es esencialmente, un producto del espíritu, como  tal, su integridad debe ser respetada al máximo, evitando inútiles alteraciones de la estructura original. Todo trabajo de restauración, sea cual fuere el criterio adoptado, deberá limitarse estrictamente a los deterioros, y efectuarse con materiales que puedan ser removidos fácilmente, sin perjuicio del original.

Es necesario que personas no idóneas sean conscientes, que intervenir, sólo trae consecuencias irremediables que aceleran aún más el deterioro de las mismas.
Desde el año 2008 el Museo Municipal de Artes Visuales cuenta con un gabinete de conservación y restauración para obras patrimoniales. Su función es diagnosticar, asesorar, documentar e implementar acciones para la conservación e intervención de las obras que así lo requieran.
Se optimizó el sitio destinado a tal fin, que consta de espacio y luz natural adecuados, mesadas, tableros, caballetes, lupas, e instrumental que coadyuvan al mejor desempeño de la actividad.
Se estabilizó la temperatura y la humedad del sitio que alberga las colecciones patrimoniales con acondicionadores de aire que regulan el ambiente, liberándolo de microorganismos, polvo y bacterias.
Las obras, una vez supervisadas y catalogadas, son trasladadas a la pinacoteca que cuenta con parrillas corredizas, donde se disponen para evitar futuros deterioros.
Debemos destacar la valiosa colaboración de la Asociación de Amigos que proveyó todo el sistema de parrillas hasta completar la sala destinada a la reserva de obras y de diversos materiales, imprescindibles para el trabajo específico del Taller.

 Le AAMMAV agradece la atención y buena disposición de la Prof. Gasparotti y equipo para con la Asociación de Amigos, cuyo objetivo, es llevar a conocimiento del público en general, las diversas tareas que se realizan dentro del museo para cuidar el patrimonio de los santafesinos.

 

Entrevista a Abel Monasterolo (“Director de Museos”, Municipalidad de Santa Fe-Argentina.)

¿Qué rol cumple el Museo Municipal de Artes Visuales en la ciudad?
El museo nace con la convicción de ser un lugar donde prioritariamente se arme una colección de las artes visuales santafesinas y generar un espacio para las expresiones del arte local, nacional e internacional, adaptándose a los requerimientos contemporáneos. Dentro de las funciones de la institución están los de la generación de un patrimonio en ese campo, su preservación, restauración, y la investigación.

¿Como se constituyó dicho patrimonio? Es representativa de la evolución histórica de la plástica santafesina
El patrimonio mayoritariamente se constituyó, mediante donaciones y premios. Nunca se realizó un estudio sobre la evolución histórica del patrimonio, pero en una primera mirada, notamos diferencias prácticamente de década a década, evidentemente es una materia pendiente. El patrimonio refleja en su justa medida, la vida artística de la ciudad, conteniendo a sus máximos exponentes.

¿Qué objetivos específicos se plantea la actual gestión?
El museo a su vez debe promover la experimentación artística, dando cabida a expresiones contemporáneas que denoten nuevas corrientes y valores estéticos.
Difundir el contacto del artista con la gente, y diseñar estrategias para la formación de nuevos públicos, mediante seminarios, debates, visitas guiadas actividades didácticas que contribuyan a la formación.
También se plantea la capacitación del personal para llevar adelante las distintas tareas, orientados a elevar el nivel de apreciación artística y trabajar sobre genuinos conceptos de identidad.