Es interesante conocer las etapas de organización del Museo Municipal que naciera en el año 1936 por Decreto Nº 16, firmado por el Sr. Manuel Menchaca, entonces Intendente Municipal en Comisión.

La norma  agrega algunas “bases” que orientarían los primeros pasos de su funcionamiento y que fue supervisado por la Comisión Ad-Honorem compuesta por los Sres. D’Annunzio, Storni, Mula, Pozzi y Marzal.

Se especifican claramente los objetos y fines del mismo, haciendo énfasis en la idea de representación del “arte local”. En la organización de exposiciones periódicas de pinturas, esculturas y grabados y la concreción de un Salón Anual, modalidad que perdura en la actualidad.

Se anexa bajo la responsabilidad del Museo, una “Academia de Pintura y Escultura”. Asimismo un “Departamento de Extensión” para divulgar la obra social y artística de la institución, proponiendo auspiciar cursos, conferencias, actos relacionados con la especialidad. No dejaron de lado la creación de una Biblioteca “atenta con los fines que persigue el Museo”, biblioteca que hoy luce renovada, con excelente material específico y tecnología actualizada.

Los espacios estaban destinados a “Artísticas locales”, “Artísticas nacionales” y “Artísticas extranjeros”, especificando en cada caso como estarían formadas las colecciones. Es de destacar la aclaración que se hace en cuanto a que “se gestionarán donaciones o adquisiciones” con “fondos que se gestionarán solicitándolo especialmente a la Municipalidad”.

Se determina que el Museo deberá organizar anualmente un Salón de Pintura, Escultura y Grabado con la participación de artistas provinciales. Establece que el mismo deberá inaugurarse el 25 de Mayo y permanecerá hasta el 15 de junio, denominándose “Salón Anual Municipal” e instituyendo un gran premio para el “mejor cuadro de motivo provincial que se denominará ‘Museo Municipal de Bellas Artes de Santa Fe’. En esa oportunidad obtienen premios los artistas Oscar Gigena y Pedro Logarzo.

Con la concreción de estos salones el Museo fue conformando el rico Patrimonio que hoy preserva con particular cuidado. Es por ello que la Asociación Amigos del Museo, con gran esfuerzo, adaptó la sala de reserva de obras con un sistema de “parrillas deslizables”. En otro momento adquirió una “planera”, mueble especial para el acopio y cuidado de obras sobre papel. Estos elementos más, la colocación de refrigeración y control de humedad, por parte de la Municipalidadaseguran un mejor control y preservación del patrimonio artístico de los santafesinos que el Museo Municipal tiene en custodia.